• Registro

Desplazamiento del Pontífice Francisco a Cuba

0 votos
En solo cuatro días, el Santo Pontífice Francisco dejó una gran huella de esperanza en la isla cubana Los cubanos se dejaron conquistar por el primer Santo pontífice hispanoamericano que hizo despertar el emblema de su visita: "Misionero de la Misericordia" y que los desafió a iniciar una "revolución de la galantería".

Solo afecto para los niños Desde su presentación la isla de Cuba, el Pontífice Francisco regaló afición a todos los niños que tuvo cercanos y no dudó en hacerse cercano a ellos. El lunes veintiuno, mientras la bendición de la ciudad de Holguín desde la Colina de la Cruz, apreció con cariño al conjunto de treinta y dos adolescentes, provenientes de distintas agrupaciones corales de la circunscripción, que lo recibió cantando una de las canciones preferidas del Pontífice: el Cántico de la Alegría, mientras ondeaban banderas cubanas y estaban arropados con los colores del Vaticano. Este fue el mismo orfeón que lo recibió en el aeródromo de esta ciudad y estuvo bajo la dirección de José Marcelino Aldana Popa. Cuando finalizaron de cantar, el Pontífice encantado les dijo: "felicito al coral, los felicito, cantan muy bien y no se olviden de invocar por mí". Después de cobrar la bendición, los pequeños además entonaron un canto compuesto por el poeta cubano José Martí y finalizaron con una canción titulada "Los niños por la paz", en honor a la celebración del Día Mundial de la Paz.

Religiosos que queman sus vidas El domingo 20, durante el devoción de las vísperas con los sacerdotes, religiosos y religiosas en la Catedral de La Habana, el Pontífice Francisco se conmovió al conocer el testimonio de Sor Yailenys Ponce Torres, una religiosa vicentina que trabaja en un humilde hogar para personas discapacitadas. El Papa agradeció "a tantas mujeres consagradas al servicio de lo (que para el mundo es) inútil". "Cuántas religiosas y religiosos culminan su vida acariciando material de descarte, acariciando a quienes el mundo descarta, a quienes el mundo desprecia, a quienes el mundo prefiere que no estén, a quienes el mundo de hoy día con métodos de estudio nuevos que hay, cuando se prevé que puede venir con una enfermedad degenerativa se propone mandarlo de vuelta antes de que haya nacido", dijo el Papa.

A los pies de la Virgen de Caridad El Papa Francisco tiene una diferente devoción por la Virgen María a quien perpetuamente visita antes y ulteriormente de un viaje. En su última noche en la isla cubana acudió al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de la isla, para dejarle un regalo exclusivo y pedir por varios minutos en privado. Después de juntarse con los obispos cubanos en el Seminario de San Basilio Magno, llegó al catedral para dejar un ramilletero de plata, que tiene grabado el escudo vaticano, con un ramillete de flores hechas con tallos de plata y pétalos de cerámica de color blanco y anaranjado.

¡No se olviden de sus anciano! En diferentes momentos del desplazamiento, el Papa Francisco dijo palabras de reconocimiento para las abuelas cubanas, a quienes atribuye que la convicción se haya conservado pese a las desgracias en la isla. En las palabras que improvisó a modo de marcha desde la Catedral de Santiago de Cuba, el Santo Pontífice pidió a los cubanos cuidar de los mayores. "No descuidemos a los ancianos. Ellos son nuestra memoria viva… Mirando hacia delante veo a los niños y jóvenes que son la fuerza de un pueblo. Un pueblo que cuida a sus seres queridos y que cuida a sus chicos y a sus jóvenes tiene el triunfo afianzado", añadió.


Un bienaventurado conmemoración En el encuentro que mantuvo con cientos de familias cubanas, el Pontífice escuchó atentamente el testimonio de los esposos José Leyter Fontanals Hardy y de Janet Yoenbis Hernández Isaac, quienes residen en Santiago de Cuba. Este matrimonio ha superado pruebas muy duras. Luego de casarse en 2003, José tuvo que aplicarse en diversos lugares porque tenía que mantener a su consorte, que aún estudiaba, y a sus dos hijas. Pese a todas estas responsabilidades, no escatimó en ponerse al servicio de Dios y se convirtió en el guardián de la Parroquia. Sin duda uno de los momentos más duros que atravesó esta familia fue en el momento que perdieron el techo de su casa por el tifón Sandy en dos mil doce Jamás perdieron la convencimiento y salieron adelante. Ahora, 3 años después del caos natural, dieron su testimonio ante el Papa Francisco en el encuentro con las familias en la Catedral. Después del disertación, el Pontífice conversó con la familia, les regaló un rosario a cada uno y saludó francamente a José por su cumpleaños treinta y seis

El regalo para Fidel El domingo 20 de septiembre se produjo el histórico encuentro privado e informal entre el Papa Francisco y Fidel Castro. Uno de los regalos que le dejó el Papa fue un compendio y dos Cds con homilías y canciones del P. Armando Llorente, el sacerdote jesuita hispánico que fue su maestro de escuela y que pidió su conversión primeramente de morir. El P. Llorente fue un gran amigo de Fidel pero debió exiliarse en Miami desterrado por el régimen castrista. Inclusive su muerte en 2010 esperó el arrepentimiento y conversión del caudillo comunista.

Mira aqui más info
preguntado por Jan68Vdmqkkj (120 puntos) Jul 24

Por favor, ingresa o regístrate para responder a esta pregunta.

...